Padre Fernando Pascual L.C.

Tiposort iconTítuloVisitasAutor
ArtículoCuando vale la pena todo riesgo 891
ArtículoEsperar más allá de la ciencia 787
ArtículoCuando la víctima vence al verdugo 700
ArtículoLa fuerza de los débiles: la fe 1585
ArtículoCrónicas desde el cielo 970
ArtículoLa hora de la persecución 828
Artículo¡Cierra los ojos! 856
ArtículoLa llave del corazón 1070
ArtículoCristo será tu alegría... 1471
ArtículoLa mente de Cristo 1696
ArtículoComo un mendigo 682
ArtículoLa sed 698
ArtículoCenar con Cristo 1333
ArtículoLa tristeza y el gozo 1553
ArtículoCarta a quien busca un camino verdadero 1977
ArtículoLo que dura para siempre 1296
ArtículoCaridad y Eucaristía 1918
ArtículoLos ángeles del cielo 1216
ArtículoLa muerte, ¿frontera o término definitivo? 1233
ArtículoLos ojos de Dios 1509
ArtículoLas bellotas, ¿son encinas? 1927
ArtículoLos planes de Dios 931
ArtículoLa clonación humana, una aventura llena de insidias 1244
ArtículoLuces en una noche oscura 806
ArtículoLa revolución sexual 2768
ArtículoLuces en una noche oscura 895
ArtículoLa pena de muerte 1477
ArtículoMadre de la divina misericordia 1063
ArtículoLa vida, ¿valor laico o religioso? 2874
ArtículoMadre de la divina misericordia 1146
ArtículoLas fronteras de la discriminación 1040
ArtículoMandamientos: ¿prohibiciones o caminos para crecer en el amor? 1718
ArtículoLos más vulnerables 1482
ArtículoMarcianos en la tierra 712
ArtículoLos peligros del tabaco 2119
ArtículoMás allá de la tentación 650
Artículo¿Maternidad a la carta? No, gracias 938
ArtículoMi amor es mi peso 662
ArtículoNo le devuelvas la espada: dale cariño y amor 1648
ArtículoMimados por Dios 750
ArtículoPena de muerte y aborto 1356
ArtículoMisterios de lo profundo 765
ArtículoEmbriones condenados 933
ArtículoMística y ascética 2688
ArtículoArrepentimiento 1249
ArtículoMística y ascética 1530
ArtículoAstros en el cielo 2110
ArtículoMomentos de silencio 669
ArtículoAutorrealización cristiana 2185
ArtículoMomentos de silencio 794
Artículo¿Autorrealización o conversión? 1784
ArtículoMuerte y vida 1487
ArtículoMuertes por RU-486 1834
ArtículoNo estoy en la lista 689
ArtículoMuerto el perro, ¿se acabó la rabia? 2614
ArtículoNo somos lo que queremos ser 841
Artículo¿Niños programados o hijos amados? 1111
ArtículoNos acercamos a Ti, Señor 1082
ArtículoEmbriones condenados 934
ArtículoNuestro ángel de la guarda 2050
ArtículoDejar morir a los embriones congelados 1855
ArtículoNuevos sacerdotes para evangelizar 1048
ArtículoDar a Cristo 1295
ArtículoOjos limpios 1423
ArtículoDecisiones: algo nuevo en el mundo 907
ArtículoOrdenaciones desde el cielo 1124
ArtículoDejarme encontrar por Cristo 1486
ArtículoPara amar se necesita creer 1704
ArtículoDesde el peso del pasado 623
ArtículoPecado 1154
Artículo¿Desgracias incomprensibles? 514
ArtículoPecado y misericordia 1906
ArtículoDios existe y se llama amor 2176
Artículo¿Pecados “pequeños”? 1359
ArtículoDios me poda poco a poco 1204
ArtículoPecados y pecados 3107
ArtículoDios te ayuda si te dejas 1844
Artículo¿Pensamos en el Cielo? 1037
ArtículoDisponible A 831
ArtículoPreguntas esenciales 821
ArtículoEl bien y la belleza 1019
Artículo¿Puede ser “útil” el mal? 925
ArtículoEl camino del grano de trigo 1216
Artículo¿Hacer más o hacer mejor? 1477
ArtículoEl consuelo divino 826
ArtículoDrogadicción Televisiva 1132
ArtículoEl drama de Boromir 633
ArtículoDomingo, día del Señor y día de la familia 1153
ArtículoEl mal, el hombre y Dios 1818
ArtículoDesde las canas 764
ArtículoEl anhelo de un encuentro 642
ArtículoDivorcio e hijos 1489
ArtículoEl amor que mueve a todo el universo 1188
ArtículoDesde el amor hacia el amor 1156
ArtículoEl cambio climático y la oración del campesino 719
ArtículoDesde el amor en familia 1337
ArtículoEl Camino vino a nuestro encuentro 846
Artículo¿Cuánto vale cada hijo? 1405
ArtículoEl cielo en la tierra 1085
ArtículoCuando el hijo llega enfermo... 833