Hay Infierno

Tradicionalmente se considera que la “vida interior”, es decir la “vida sobrenatural”, o “vida espiritual” puede definirse como una antesala del cielo, una preparación o anticipo de lo que vendrá más adelante y que nos permite atisbar lo que Dios nos tiene preparado si somos fieles. Entre otras cosas por eso “conviene” aspirar al alto grado de vida cristiana en que consiste la santidad, no contentándose con una moral de mínimos.

Para educar a los hijos-Los hijos son como los barcos

1) Para saber
La educación que los padres imparten no termina nunca, pues siempre tendrán su experiencia para ilustrar y compartir, no solo con sus hijos, sino con sus nietos y conocidos.
Sin embargo, eso no implica que los padres hayan de tener siempre a sus hijos sujetos a su lado. Es preciso, educarlos en libertad.

2) Para pensar

Las comparaciones tienen una parte que se aplica y que ayuda a comprender mejor una realidad. Un autor, comparaba a los hijos con los barcos.

Asterisco, asterisco

Un amigo mío, alérgico a los contestadores automáticos, cuando al llamar por teléfono saltaba una de estas sofisticadas máquinas convertidas en recepcionistas improvisadas, exclamaba (después de la señal, ¡claro!) con impotente desesperación:

“¡¿No habrá por ahí algún ser humano?!”

Y su grito caía en el vacío virtual más inexorable.

Charla sobre embrión, doctor Carlos Fernández del Castillo

Carlos Fernández del Castillo Sánchez.
Director del Centro Mexicano de Ginecología y Obstetricia SC

La Civilización Cristiana, ¿es una utopía?

La civilización cristiana no es una utopía. Es algo realizable, que en determinada época floreció. Algo, en fin, que duró en cierta manera aun después de la Edad Media, hasta tal punto que el Papa San Pío X pudo escribir: “No, la civilización no está por inventarse ni la ciudad nueva por construirse en las nubes. Ha existido, existe, es la civilización cristiana, es la ciudad católica.

La fábula del puercoespín - Vivir según la lógica de Dios - Comentarios al autor

Hola vivo en la ciudad de Tijuana y soy directora del preescolar Colegio La
Paz de las Hijas del Espíritu Santo, cada domingo en el periódico
Frontera espero con alegría el comentario del Padre José Martínez, y
siempre el día lunes lo llevo a mis maestras y lo ponemos en el corcho de
la oficina durante toda la semana, cómo me encantaría conocerlo o asistir
a alguna plática que el ofreciera, estoy feliz de haber encontrado este
sitio donde puedo ver más de sus escritos. Me encantaría que le hicieran
saber lo que le admiro y nos tenga presente en sus oraciones, a mi equipo

¿El mundo sueña con una primavera democrática?

manera democrática. El día que los derechos humanos y el estado de derecho no estén protegidos, como lo deben estar en las auténticas sociedades democráticas, será muy complicado, por no decir imposible, convivir en el planeta.

Insinuaciones calumniosas

La calumnia contra personas o grupos puede ser castigada penalmente en muchos países. Existen leyes que tutelan la buena fama de las personas y que limitan, justamente, el derecho a la libertad de expresión de forma que no pueda ser usado (abusivamente) para calumniar a inocentes.
Pero quien hace la ley, hace la trampa. O, dicho de modo más preciso, quien conoce la ley sabe cómo violarla con guante blanco para eludir procesos y castigos.

Eso ocurre con las insinuaciones calumniosas, muy presentes en la prensa, en blogs, en comentarios de Internet.

Podemos cambiar, ¿hacia dónde?

La libertad abre espacios hacia el futuro. Desde ella, podemos cambiar el orden en el escritorio y el color de las cortinas, el tipo de pasta de dientes y el programa de la computadora, la novela y la música que nos acompañarán durante el día.
Cada ser humano está abierto a un número casi infinito de horizontes. A veces siente angustia al ver ante sí tantas posibilidades. Tiene miedo a escoger mal, a equivocarse de nuevo, a dañar a otros, a ser herido por las elecciones de los cercanos o de los lejanos.

En espera de la muerte-El último canto del cisne

1) Para saber

Cada animal posee ciertas características que lo diferencian del resto. Formas de ataque, de defensa, de expresar sus sentimientos: alegría, odio, temor, amor. Se podría decir en sentido amplio que cada animal tiene su propio carácter.

Syndicate content